Warning: Declaration of shailan_PageWalker::start_lvl(&$output, $depth) should be compatible with Walker::start_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::end_lvl(&$output, $depth) should be compatible with Walker::end_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::start_el(&$output, $page, $depth, $args = Array, $current_page = NULL) should be compatible with Walker::start_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array, $current_object_id = 0) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::end_el(&$output, $page, $depth) should be compatible with Walker::end_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::start_lvl(&$output, $depth, $args) should be compatible with Walker::start_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::end_lvl(&$output, $depth, $args) should be compatible with Walker::end_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::start_el(&$output, $category, $depth, $args) should be compatible with Walker::start_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array, $current_object_id = 0) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::end_el(&$output, $page, $depth, $args) should be compatible with Walker::end_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php:111) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/random-post-link/random-post-link.php on line 100
Bola extra! | Burbujas Magazine
caluga_alaluf

Bola extra!

Fotografía por Marcelo Pérez Dalannays

Hay tipos multifacéticos y Alejandro Alaluf (38 primaveras): periodista de cine, académico UC, columnista de revista Qué Pasa, conductor radial en Cooperativa, comentarista de tecnología en Telenoche C (noticiero de Canal 13 cable) e incluso rostro de un comercial de Entel.

Conocí a “Alalufo” (como le dicen sus amigos) cuando trabajaba en la hoy desaparecida revista Cerouno, de la que fue creador y editor. Por aquellos años (2007-2008, tan viejos no somos) me enteré de su principal afición: los videojuegos, actividad que no solo practica a nivel player, sino también como analista y académico, saltando desde su blog personal hasta las aulas universitarias (es profesor del curso “Lenguaje y evolución de los Videojuegos” en la Pontif. Univ. Católica) y estudios de televisión y radiales, por lo que hoy ostenta la credencial de autoridad en asuntos tecnológicos.

Lo que no figura en el currículum de Alejandro es su devoción por la buena mesa, especialmente sándwiches y toda clase de preparaciones abundantes. Un gozador que declara abiertamente en su perfil de Twitter“entusiasta de los lomitos de la Fuente Alemana”. De todo eso quisimos averiguar en esta entrevista.

– ¿Pensaste alguna vez que tu pasión por los videojuegos se convertiría en profesión, en fuente de ingresos?

La verdad es que no. En alguna parte me imaginé que podría, de alguna manera, incluir el tema en la pega diaria. Pero de ahí a dedicarme casi un 100% al tema, jamás lo imaginé. La ironía es que mientras más me dedico profesionalmente a los videojuegos, menos tiempo me queda para jugar. A fondo, al menos.

– Con frecuencia veo por Twitter que estás probando un nuevo juego, gadget o aplicación. ¿Cómo das con esos juguetes?

La gran mayoría de las veces son las mismas marcas o desarrolladoras las que te prestan o pasan algún producto. A veces puede ser un tablet, un celular o un juego. Una vez me prestaron un home theater completo con tele HD gigante que tuve que poner en mi “oficina”. Se comía la pieza, pero la experiencia de jugar en una tele mutante es única.

– En cierta forma, trabajar en tecnología demanda estar constantemente actualizado, ¿Cómo manejas eso y el rollo de “hacerse viejo”?

Buena pregunta. Creo que a estas alturas –Ley de Moore y todo eso–, tener algo tope de línea es algo absolutamente transitorio, no como antes que sí podías tener la mejor tele o equipo de música del mercado y que ese status durara un par de años. Hoy, el mejor celular del mundo sólo lo es hasta que sale el siguiente. En el intertanto, pasan apenas semanas.

En ese sentido, creo que lo mejor es no estresarse. Afortunadamente, hoy en día los gadgets son más bien desechables; o mejor aún, pueden ser actualizados vía software, lo que obviamente alarga la vida útil del chiche en cuestión.

– ¿Son los videojuegos parte de la cultura Pop? ¿Tiene sentido hablar de nostalgia, memorabilia tekkie?

¡O sea, c´mon! Ejemplos hay por millones. Desde Tron (y docenas de películas) a series de TV (El Show de Mario Bros.) a ese hit ochentero titulado “Pac-Man Fever” (acaso uno de los grandes íconos de esa década), las referencias desde fines de los 70s hasta ahora son para hacer una enciclopedia.

Siendo así, es claro que ya podemos hablar de nostalgia. Mal que mal, estamos hablando de una industria que tiene más de 40 años. Hemos envejecido con ella y es por eso que jugar siendo adulto –considerando las generaciones que nos criamos con el Atari o el Primes NES– tiene mucho sentido. Más aún si se tienen hijos.

A propósito de nostalgia sugiero el documental “Chasing Ghosts: Beyond the Arcade”. Ahí se resume todo lo que fue la muy nostálgica era dorada de los videojuegos ochenteros.

– Sabemos que eres fanático de la Fuente Alemana, sándwiches y, en general, del buen comer. ¿Cuál sería tu plato ideal?

Ah, la Fuente Alemana. Mi segundo hogar. Allí generalmente me como un lomo completo con palta -aunque algunos le han puesto “El Alalufo” a la misma variedad- pero con esa generosa capa de queso que tienen allí encima. Es una bomba, sólo para valientes, etc, pero es una explosión de sabores en tu paladar que pocas veces vas a poder experimentar.

No creo tener un solo plato favorito. Puede ser una buena pizza con cebolla, tocino y aceitunas, un sushi, un asado con provoletas y sabrosas longas de Chillán o comida china (empanadas de camarón y pollo a la naranja, entre los favoritos). El Pollo Caballo también es uno de mis boliches favoritos. O un buen barros luco con pebre en el Liguria. O también unas costillitas con salsa bbq del Tony Romas. Todo depende del antojo.

Pixies – Here comes your man