Warning: Declaration of shailan_PageWalker::start_lvl(&$output, $depth) should be compatible with Walker::start_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::end_lvl(&$output, $depth) should be compatible with Walker::end_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::start_el(&$output, $page, $depth, $args = Array, $current_page = NULL) should be compatible with Walker::start_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array, $current_object_id = 0) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::end_el(&$output, $page, $depth) should be compatible with Walker::end_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::start_lvl(&$output, $depth, $args) should be compatible with Walker::start_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::end_lvl(&$output, $depth, $args) should be compatible with Walker::end_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::start_el(&$output, $category, $depth, $args) should be compatible with Walker::start_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array, $current_object_id = 0) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::end_el(&$output, $page, $depth, $args) should be compatible with Walker::end_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php:111) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/random-post-link/random-post-link.php on line 100
Sir Paul descansa en paz | Burbujas Magazine
sirpaul_th

Sir Paul descansa en paz

Sir Paul McCartney descansa en paz. Esto, por ningún motivo, implica que el personaje que se presentó hace algunos meses en nuestro país sea un impostor, como algunos sostienen. McCartney descansa en paz porque su eterna búsqueda de identidad -musical y personal- ha llegado a su fin.

Desde muy pequeño fui fanático de Los Beatles, sintiéndome más atraído hacia el genio y talento de Paul que hacia cualquier otro miembro de la banda. Sin desmerecer la figura de Lennon o las poderosas composiciones de Harrison, las creaciones de Paul -en cuanto a letra y música- siempre me impresionaban y me dejaba con la sensación de que había algo más por develar. He aquí mi teoría.

La crisis de identidad de McCartney se presenta en muchos puntos de su música, como una jaula que no lo deja sentirse cómodo; pero a la vez, como el combustible que lo impulsa a seguir reinventándose. En una primera etapa lo vemos como el mejor amigo del iluminado. Paul comprende perfectamente que a su lado tiene a un genio musical único y que su labor es apoyarlo, enriqueciendo las melodías de Lennon con impecables segundas voces e impresionantes líneas de bajo. Sin embargo, sus propias composiciones -en una primera etapa de generación totalmente intuitiva, al igual que Lennon- se vuelven paulatinamente más complejas, en una propuesta menos visceral y más cerebral, que busca fuentes de inspiración en el jazz, el Motown y el folk. Así aparecen composiciones como “Michelle”, con un tremendo guiño al jazz de Wes Montgomery (en particular en el solo); o esa línea de bajo con el inigualable sello soul de James Jamerson, en “Drive my Car”.

Esta ecléctica búsqueda se agudiza con los años y se revela en letras cada vez más confusas y enigmáticas. Como en “Rocky Raccoon”, donde el personaje principal es un vaquero venido a menos que saca la peor parte en un duelo y los otros personajes de la historia tienen un apodo distinto a su nombre, se llaman a sí mismos de otra manera y la gente les apoda incluso de otro modo. Lo mismo en “Get Back”, que habla de mujeres que creían ser hombres y hombres que creían ser solitarios, pero que simplemente son hombres comunes y corrientes. Y finalmente, en un grito de desesperación, aparece “Golden Slumbers / Carry that Weight”, canción que Paul compone en el punto más álgido de la separación de Los Beatles, cuando ya no existía banda sino esfuerzos personales combinados. Dentro de esta canción, Paul asume el peso que debe llevar como una leyenda de la música, sin saber si alguna vez quiso serlo.

Considero que a partir de la separación de Los Beatles, Paul no fue el mismo. Contrastando con la carrera meteórica de John Lennon en solitario, McCartney perteneció a diversas agrupaciones e incursionó en muchos estilos musicales, con el karma de nunca poder reeditar lo hecho anteriormente.

Pero no fue hasta el año 2007, cuando escuche Dance Tonight que sentí que el genio estaba de vuelta. Verlo en el video de la canción disfrutando de la música, sin pretensiones, jammeando con la banda, me dejó la clara sensación de que esa larga búsqueda había llegado a su fin. En vivo, hace muy poco en Santiago, se confirmaron mis suposiciones. Al pasear con su bajo por un infinito repertorio de clásicos de la música y disfrutando cada minuto en el escenario, parecía decirnos: “Soy Sir Paul McCartney, leyenda viviente de la música. Nada más y nada menos”.

Michelle, Drive My Car, Rocky Raccoon, Get Back, Golden Slumbers, Carry That Weight