Warning: Declaration of shailan_PageWalker::start_lvl(&$output, $depth) should be compatible with Walker::start_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::end_lvl(&$output, $depth) should be compatible with Walker::end_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::start_el(&$output, $page, $depth, $args = Array, $current_page = NULL) should be compatible with Walker::start_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array, $current_object_id = 0) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::end_el(&$output, $page, $depth) should be compatible with Walker::end_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::start_lvl(&$output, $depth, $args) should be compatible with Walker::start_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::end_lvl(&$output, $depth, $args) should be compatible with Walker::end_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::start_el(&$output, $category, $depth, $args) should be compatible with Walker::start_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array, $current_object_id = 0) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::end_el(&$output, $page, $depth, $args) should be compatible with Walker::end_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php:111) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/random-post-link/random-post-link.php on line 100
Yo necesito amor | Burbujas Magazine
kinski_caluga

Yo necesito amor

Ilustración por Marcelo Pérez Dalannays

En 1991 se publica “Yo necesito amor” (Ich brauche Liebe), memorias del virtuoso y polémico actor alemán Klaus Kinski, fallecido ese mismo año, y protagonista de ciento treinta películas tales como “Aguirre: the wrath of God” (1972), “Nosferatu” (1979) y “Fitzcarraldo” (1982).

Advertencia: no se engañen con el título. Hay amor, sin duda, pero para hallarlo tienes que ser un lector sensible, comprensivo y paciente, porque primero te vas a topar con un montón de sexo, broncazos o anécdotas chifladas, y es que el autor se confiesa en cada página, revelando su infancia pobre y juventud en plena guerra, un temperamento volcánico (del que consta en el documental My best fiend, cortesía de su “amigo” el director Werner Herzog, a quien Kinski pone de vuelta y media en sus memorias) y una incorregible adicción sexual. Todo esto puede confundir o desanimar a alguien que espere belleza en su forma convencional. Creerá que el actor fue un cínico. Error. Más bien se trata de un espíritu indomable, hipersensible, incapaz de darse a medias o fingir (como critica al “método” de actuación enseñado en el Actor’s Studio de Strasberg). En suma, alguien que es pura pasión, una fuerza de la naturaleza.

Llama la atención el aparente desprecio que don Klaus siente por el oficio de actor (al que debe su fortuna y notoriedad), pero pronto encontramos una clave: lo que odia no es actuar, sino la rutina y frivolidad del medio cinematográfico. También sorprende la escasez de referencias a su popular hija Nastassja, completamente eclipsada por el amor devoto y furioso que profesa a su segundo hijo, Nanhoi, quien marca un antes y un después en la vida del artista: desde que nace el chiquillo, Kinski hará todo cuanto pueda para cuidarlo y estar cerca suyo, porque es Nanhoi quien da sentido a su vida y trabajo (aunque no tanto como para abandonar la afición por sexo salvaje y promiscuo, que en todo caso remite al erotismo propuesto por Bataille más que a mera calentura o hedonismo).

Desde mi punto de vista, un libro divertido, que te devoras (vuelan 400 páginas en la edición Tusquets) y muy recomendable para todos los que llevamos sangre artística en las venas. Casi terapéutico para canalizar nuestras pasiones.

“A una gitana que fue mi amante le pregunté en cierta ocasión si iba alguna vez al teatro o al cine. Su respuesta: ‘cuando tenía catorce años, dos hombres se pelearon a navajazos por mí. Uno mató al otro. Toqué al muerto: estaba muerto de verdad. Y el otro estaba vivo de verdad. ‘Esa es la diferencia entre la vida representada y la vida real. La mía es real.” (Kinski, Yo necesito amor)