Warning: Declaration of shailan_PageWalker::start_lvl(&$output, $depth) should be compatible with Walker::start_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::end_lvl(&$output, $depth) should be compatible with Walker::end_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::start_el(&$output, $page, $depth, $args = Array, $current_page = NULL) should be compatible with Walker::start_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array, $current_object_id = 0) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_PageWalker::end_el(&$output, $page, $depth) should be compatible with Walker::end_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php on line 111

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::start_lvl(&$output, $depth, $args) should be compatible with Walker::start_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::end_lvl(&$output, $depth, $args) should be compatible with Walker::end_lvl(&$output, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::start_el(&$output, $category, $depth, $args) should be compatible with Walker::start_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array, $current_object_id = 0) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Declaration of shailan_CategoryWalker::end_el(&$output, $page, $depth, $args) should be compatible with Walker::end_el(&$output, $object, $depth = 0, $args = Array) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-category-walker.php on line 154

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/dropdown-menu-widget/shailan-page-walker.php:111) in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/random-post-link/random-post-link.php on line 100
Algo más que alaridos | Burbujas Magazine
caluga_opera_otniel

Algo más que alaridos

Ilustración por Patricio Otniel G.

Creo que nunca lo he comentado en este espacio y tampoco en otros: trabajo en ópera y en el principal teatro de nuestro país. No entraré en detalles sobre el cargo que desempeño ahí ni los aburriré con alguna de las miles de anécdotas que me ha tocado vivir junto a una interminable lista de extraordinarios artistas, con quienes he podido felizmente trabajar año tras año. Quizá eso sea tema para otro momento. Ahora me surge otra inquietud, a raíz de un reciente estreno operático al que tuve la oportunidad de convidar a algunos amigos. Para ellos fue la primera aproximación al mundo del teatro lírico y estoy seguro que no será la última.

Al igual que mis invitados, yo no llegué a la ópera porque fuese precisamente un fanático de este género musical. Es más, cuando por primera vez me acerqué al teatro, mis conocimientos iniciales sobre el canto lírico no eran más que la recurrente imagen de una soprano de marcadísimo sobrepeso, ataviada con un cornudo yelmo estilo vikingo y una gran capa roja de terciopelo, blandiendo un mandoble de proporciones homéricas y a quien el tenor de turno le canta incomprensiblemente “mia sirena”, seguido todo esto por unos ininteligibles alaridos a todo pulmón por parte de la diva, al son de bombos y platillos. En otras palabras, un caricaturesco y ruidoso espectáculo circense.

Mitos y prejuicios que se derrumbaron por completo en el preciso momento en que me di cuenta que la ópera había calado hondo en mí. Fue con Tristán e Isolda, leyenda medieval espléndidamente puesta en partitura por Richard Wagner y que mezcla travesías marinas, intrigas, celos, brebajes mágicos, golpes de espadas, amor, traiciones y muertes.

Hacia el final de ese drama musical y luego de batallar por casi cuatro horas contra una orquesta de proporciones titánicas, Isolda, de rodillas frente a su yaciente Tristán, nos regala el que para mi gusto es uno de los cierres más emotivos en los cuatrocientos años de historia de la ópera, el célebre Liebestod. Yo, lo recuerdo perfecto, estaba a un costado del escenario, inmóvil, totalmente ensimismado con la escena, con los vellos de mis brazos y cuello completamente de punta. En ese momento no tenía una idea cabal de lo que Isolda cantaba, pero sí sé que contuve más de una lágrima. Mucho más.

Es que ahí está la gracia de todo este cuento: ver la ópera en vivo. Y no sólo verla, también oírla, sentirla, vibrar con ella. En una sola palabra, vivirla. Porque por más descabellados que sean muchos de los libretos a veces tan flojamente musicalizados, por más que muchos de los efectos escénicos sean absolutamente perfectibles o por absurdos que sean muchos de los cuadros más populares del repertorio tradicional, la ópera tiene esa particularidad única entre todas las artes: hacerte partícipe de la escena misma, cuando el artista, con un fiato casi sobrehumano y a través de cada una de las notas de su línea de canto, te atrapa con sus alegrías más exuberantes y los sufrimientos más profundos.

Emociones todas que logran cautivar tu atención por completo aunque sea por tan sólo un minuto, un pequeño momento, y que una y otra vez sobrecogen inclusive al espectador más experimentado, el que se lo ha visto todo, y que seguro también sobrecogieron a mis amigos sentados en la platea, esta semana. Y que seguro lo harán nuevamente, cada vez que ellos recuerden ésa, su primera vez en la ópera.

3 thoughts on “Algo más que alaridos


  1. Warning: preg_replace(): The /e modifier is no longer supported, use preg_replace_callback instead in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/wordpress-comment-images/wp-comment-images.php on line 12

  2. Warning: preg_replace(): The /e modifier is no longer supported, use preg_replace_callback instead in /nfs/c01/h11/mnt/13842/domains/burbujasmagazine.com/html/wp-content/plugins/wordpress-comment-images/wp-comment-images.php on line 12

Comments are closed.